Estás en > Inicio > Blog

Danny Fields, manager de Ramones, en Madrid (02-02-2018)

Danny Fields, manager de Ramones, en Madrid (02-02-2018)

Publicado por el 14/02/2018. Categoría: Danny Fields, Fotografía de eventos, Fotografía de rock, Fotógrafo de espectáculos en Madrid, Fotógrafo de eventos en Madrid, Fotógrafo de rock, Fotógrafo en Madrid, fotógrafo profesional Madrid, Fotógrafos en Madrid, Fotoperiodismo, Galerías de arte, La Fiambrera, Ramones, Reportajes fotográficos en Madrid

 

Danny Fields estuvo en Madrid, y pasó por La Fiambrera, galería de arte donde se ha podido presenciar hasta el 4 de febrero de este 2018 una exposición de fotografías, fanzines y portadas de discos con motivo de los 40 años de la aparición del punk. Entre las fotografías había tanto de conciertos, de promoción de los grupos, como de los momentos en los que los músicos viajaban en autocar, estaban hartos de andar o bien se relajaban abstraídos durante un parón de la gira; este es el caso de las imágenes tomadas por Danny Fields que se expusieron.

Sin ser ni tener la técnica y preparación de un fotógrafo profesional poseía la ventaja de no resultar un intruso en la intimidad de los músicos al ser su representante, lo que le facilitó conseguir estampas de gran valor documental de la vida cotidiana de los artistas cuando se apagan los focos, se marcha el público y vuelven a la intimidad. Dichas fotografías de Danny Fields se publicaron en 2015 en My Ramones, libro en el que estaban incluidas todas las que se pudieron ver en la exposición de La Fiambrera y muchas más. Ninguna de las imágenes del libro habían sido expuestas hasta ahora; siendo dadas a conocer al público a través del citado libro.

Además de las de Danny Fields había obras de fotógrafos conocidos y reconocidos por su labor en el mundo del rock. Aparte de Ramones, también se pudieron admirar copias en las que aparecían Sex Pistols, The Clash, Blondie, Television, Iggy and the Stooges

https://www.fotografo-profesional.net/portfolio/fotografia-de-espectaculos/

Pero el motivo principal de reunión de esa noche era la presencia de Danny ante un afortunado grupo de entusiastas de su trabajo, vida y obra; y de su relación con Ramones y demás estrellas musicales con las que tuvo trato; alguno de los cuales todavía sigue vivo y profesionalmente activo.

Junto al invitado, enfrente del público asistente estaban Rafa Cervera (periodista musical y escritor), que fue quien le hacía las preguntas, y Francisco Santelices (director de la galería), quien traducía las contestaciones de Danny Fields, el cual abandonó sus estudios en Harvard para trabajar en el mundo del rock.

 

 

Danny estuvo relacionado con Ramones, Stooges, MC5, Nico, Modern Lover, John Cale, Velvet Underground… La música no hubiera sido igual sin él, pero siempre quiso estar detrás de todo eso, sin ser él la estrella. Algo que con la película “Danny says”, ha dejado de ser del todo así. Humilde, amable y simpático. La película le ha dado un cierto protagonismo pero asegura que ni le pagaron por ella ni se acostó con nadie para que la hicieran. No fue idea suya, ni nunca pensó en tener una película sobre su carrera.

Las primeras estrellas del rock con las que tuvo relación fueron Patty Smith e Iggy Pop cuando todavía no eran famosos. Lou Reed fue su gran estrella y “Heroin” su canción en aquella época. Danny habla de él como de un gran amigo suyo, encantador, una gran persona. Sólo tenía un gran defecto. Para ilustrarlo contó una anécdota que sucedió cuando una amiga suya le dijo que estaba aterrada porque tenía que hacerle una entrevista y era bien conocido en los medios el mal carácter de Reed. Danny la tranquilizó asegurándole que hablaría con él para que se comportara. Así que le llamó y le pidió que fuera amable y se portara bien porque era una chica encantadora, a lo que Lou le prometió que así sería. A la semana siguiente Danny habló con su amiga, quien estaba destrozada porque Lou Reed se había comportado como un borde, un grosero, un capullo… Por lo que Danny le pidió explicaciones: “Te dije que te portaras bien con ella y te has portado como un energúmeno”. Lou Reed se excusó: “Lo intenté. Todo fue bien hasta que apretó el botón de la grabadora y tuve que hacer de Lou Reed”.

Precisamente el primer grupo con el que desempeñó el trabajo de mánager fue Velvet Underground , a quienes vio por vez primera ensayando en The Factory de Andy Warhol. A nadie le gustaban entonces. También desveló que Nico empezó a cantar en Velvet Underground porque Warhol y Morrisey les encontraban aburridos de ver. Y la pusieron de cantante. “Follaban entre todos, en todo momento”, explicó Danny. Aunque lo realmente importante fue la relación que Nico tuvo con John Cale, incluso después de Velvet Underground. Ella lo que realmente quería era ser poeta.

Siguió enumerando anécdotas ante las preguntas de Rafa Cervera o porque surgían espontáneamente, como la de la presentación del primer disco de Cream en Nueva York. Lee Eastman le pidió que fuera el jefe de prensa. En América, a Cream no los conocía nadie, por lo que Danny no conseguía que una radio les entrevistara. Él salía con Ginger Baker a tomar copas porque Jack Bruce y Eric Clapton tenían novias en Nueva York. Al concierto no fue nadie. Les dijeron que tocaran 9 minutos. Era lo que duraba una canción de Cream; que fue la que llamaban “Brain Soup”, la cual acabó convertida en “Strange Brew” porque con el otro título Danny intuyó que no la iba a pinchar nadie en los Estados Unidos de América.

Sin embargo no se cuenta entre los logros de Fields el que consiguiera que tuvieran ni una mínima conversación Lou Reed y Brian Epstein, pese a juntarlos en un mismo lugar uno al lado del otro. Se ignoraron mutuamente.

En una entrevista que hizo a Epstein, este afirmó que Beatles eran más famosos que Jesucristo. Danny lo puso de titular en la revista en la que trabajaba, se produjo un escándalo y a consecuencia de éste Beatles no volvieron a tocar en USA.

 

 

Guarda un gran recuerdo de la noche en que presentó a David Bowie e Iggy Pop. David viajó a Nueva York para conocer a Iggy y Lou. “Bowie era un vampiro, quería probar la sangre nueva. Desde el primer momento Iggy y Bowie congeniaron muy bien”. Poco después, Iggy estaba en un avión camino de Londres.

Una de sus anécdotas más divertidas fue la que le sucedió con Janis Joplin. Danny quería hacerle un regalo, para lo que se asesoró por su madre, quien eligió un decantador que vieron en Tiffany. Tiempo después le preguntó a Janis sobre el regalo, ella le respondió: “Tú, cabrón, me mandaste una botella vacía”.

Lo más conocido de la trayectoria profesional de Danny es su etapa en la que llevaba a Ramones, de 1974 a 1979. Fue tajante al calificar las relaciones entre sus miembros:“Se odiaban antes de conocerse. Todos.”

Su encuentro surgió a consecuencia de que Tommy, quien en principio hacía de representante del grupo, le había insistido en innumerables ocasiones en que Danny, quien tenía una columna sobre nuevos grupos, fuera a verlos. “Son increíbles”, pensó nada más verlos en concierto. Y se ofreció como mánager. Ellos le dijeron que perfecto, pero que tenía que darles 3.000 dólares que necesitaban para comprar una batería, así que Danny pidió el dinero a su madre y se convirtió en su representante pese a parecerle excesiva la cantidad que decían que costaba la batería.

En las fotografías que les fue tomando durante estos cinco años se puede ver a los músicos dormidos en un autobús, Johnny cabreado en un portal de Marsella tras una caminata, posando para promocionarse… Danny les indicaba y, como era su mánager, le hacían caso en la actitud para las fotos y, en la fotos tomadas en la intimidad, aunque supieran que estaba allí con la cámara no les incomodaba porque había complicidad. Sus Ramones fueron los cuatro miembros originales del grupo. De Marky no llegó a hacer ninguna fotografía, pese a seguir siendo el representante cuando el nuevo batería entró en Ramones.

Preguntado por la importancia de la ideología de Johnny en las malas relaciones de los miembros de Ramones, respondió: “Comparado con la ideología de la ultraderecha de hoy Johnny sería comunista. No, no tenía importancia”.

Danny no se arrepiente de nada que ha hecho en su vida. Si acaso de algo que no hizo. Afirma categóricamente que no hizo dinero con Ramones, ni con ningún otro grupo al que llevó. Contó lo paradójico que resulta que a Ramones siempre les acusaran de hacer canciones excesivamente cortas y ahora, que son más famosos que cuando estaban vivos, con lo que más dinero ganan sus herederos es con los derechos de autor de los tres segundos de “Hey Ho Let´s Go” que se utilizan en las interrupciones de los partidos de la NBA. Ramones nunca nadaron en la abundancia, son sus herederos los que se están haciendo ricos.

Ya llegado el final de las preguntas del público, Danny se lamentó de que nadie le preguntara por lo que hacía ahora. Y explicó, para sorpresa de todos, que está siguiendo y le gusta mucho la música electrónica europea.

Las fotografías de Danny Fields que estuvieron expuestas en “Punk.1977-2017”, podrán seguir viéndose en La Fiambrera (calle del Pez, 7) hasta el mes de abril. Además, My Ramones se va a reeditar. En él están todas sus imágenes presentes en esta exposición y bastantes más. Todas las fotografías del libro están comentadas por él.

 
© 2008-2019 Luis Miguel del Campo ·

Danny Fields, manager de Ramones, en Madrid (02-02-2018)


Fotografos profesionales - Estudio de fotografía - Madrid - Tel. 649 751 485 - www.fotografo-profesional.net· mapa web