Estás en > Inicio > Blog

Fotografía de urbanizaciones

Fotografía de urbanizaciones

Publicado por el 19/09/2019. Categoría: Fotografía de arquitectura, Fotografía inmobiliaria, Fotografía publicitaria, Fotógrafo en Madrid, fotógrafo profesional Madrid, Fotógrafos en Madrid, Fotógrafos profesionales de Madrid

Fotografía de urbanizaciones

La fotografía de urbanizaciones tiene peculiaridades en las que un fotógrafo inmobiliario debe incidir para remarcar ciertos aspectos que le interesen destacar al vendedor de la promoción. Y es que, además de fotografiar los interiores de cada inmueble destacando la distribución, la luminosidad, las cualidades de las habitaciones, la calidad de los materiales…, es fundamental que queden reflejadas las características y peculiaridades de las zonas comunes que diferencian a la susodicha urbanización de todas las demás.
Así, en la fotografía de urbanizaciones es muy importante tomar imágenes de la pista de tenis o de pádel, parque infantil, de la piscina, de la sala para actos sociales como fiestas o reuniones de comunidad, cafetería… El precio final de cada vivienda depende de todas estas particularidades de las que van a poder disfrutar los compradores, por lo que resulta fundamental que el profesional de la fotografía documente cada rincón y todos los servicios e instalaciones de los que se va a poder disponer si finalmente se decide a formar parte de ella.

Lo anterior no quita que igualmente haya que buscar el mejor punto de vista de todas ellas, como ocurre al fotografiar el interior de cada vivienda; la mejor hora del día para que la luz natural añada valor a las fotografías –aunque esto es algo, sobre todo en exteriores, que algunas veces no puede decidir el fotógrafo al cien por cien- y todas las otras consideraciones a tener en cuenta en la fotografía publicitaria en general.
La imagen que encabeza el artículo es una buena muestra de lo que estaba refiriendo anteriormente en relación a la fotografía de urbanizaciones. En este caso, para la promotora, además de destacar las cualidades de las viviendas de cada bloque, era muy importante tener una imagen en la que se vieran claramente las piscinas (una pequeña para niños y la grande para jóvenes y adultos) y, sobre todo, la caseta del portero. Esto último era algo que distinguía a esta urbanización de las demás de la zona: el acceso a la propiedad comunera estaba controlado por un portero que lo vigilaba. Esta circunstancia daba un valor añadido al inmueble.

 
© 2008-2019 Luis Miguel del Campo ·

Fotografía de urbanizaciones


Fotografos profesionales - Estudio de fotografía - Madrid - Tel. 649 751 485 - www.fotografo-profesional.net· mapa web