Estás en > Inicio > Blog

Diario de un fotógrafo profesional en Madrid

QUÉ TE IMPULSA A HACER FOTOGRAFÍAS.

Publicado por el 8/04/2018. Categoría: Fotografía de eventos, Fotografía de mascotas, Fotografía de paisajes

 

Hoy en día todo el mundo hace alguna fotografía a diario, algo que antes de la implantación de la tecnología digital en la vida de la inmensa mayoría de la población no ocurría; es más, había personas que pasaban toda su vida sin haber hecho ninguna. Pero no me refiero a los selfis que se hacen con el móvil a diario, de forma enfermiza y compulsiva. O a los operarios que toman imágenes para justificar su trabajo realizado ante los jefes o ante las personas afectadas por su trabajo: fontaneros, empleados de limpieza, controladores de aparcamiento… Ni a los momentos familiares de los que todo el mundo quiere tener constancia. También es muy común ir por la calle y encontrar a cualquier tipo de persona que ante una situación que le parece interesante saca su teléfono móvil y toma una imagen que inmediatamente difunde en WhatsAPP o redes sociales. Es muy frecuente que en alguna situación callejera, como puede ser un accidente de automóvil ajeno, por ejemplo, hay unos cuantos transeúntes que al verlo hacen fotografías con afán reporteril; se ha dado el caso de personas que han tomado fotografías de algún muerto en la calle y las ha difundido públicamente sin ningún tipo de consideración. Sin embargo, cada vez es más frecuente encontrar a personas de una ciudad en la que viven que agarran su cámara el fin de semana y salen a hacer fotografías.
Estoy hablando de fotografías tomadas con intención comunicativa, creativa, artística, en las que se pretende documentar situaciones sociológicas o comunicar sensaciones y sentimientos del que fotografía; sin llegar a ser éste un fotógrafo profesional. No es necesario que salgan de viaje para ello, sino que llevan su equipo para patear las calles por las que pasan a diario.
Si tú eres uno de los afectados por el virus de la fotografía quizá debías plantearte ciertas cuestiones, como, por ejemplo, el tipo de fotografía en el que centrar tus inquietudes creativas. Me explico.

Puedes dirigir todos tus esfuerzos en la consecución de paisajes y postales urbanas. Esta es una modalidad muy apreciada por el gran público. Una postal tiene siempre una gran aceptación en las redes sociales. Muchas veces lo que más cuenta es el motivo, con independencia de que la forma de tratarlo se salga o no de lo manido y tantas veces visto antes. Un motivo vistoso, monumental o resultón generará aceptación del público inmediatamente; más que cualquier otra imagen en la que resulte menos fácil desentrañar su contenido, significado o tratamiento. Este es un buen nicho en el que trabajar si quieres una pronta aceptación por parte del público.

Otra opción es la fotografía de animales. Categoría muy apreciada y que tiene un gran número de seguidores. Dentro de ella puedes centrarte en las mascotas (tuyas o ajenas), visitar zoológicos y reservas o pasear por el campo a la caza y captura fotográfica de animales. Eso sí, no te recomiendo que vayas por la calle asaltando con la cámara a las mascotas de otras personas sin hablar con ellos y pedirles permiso para tomar fotografías. En la mayoría de los casos te lo van a permitir y, además, se van a sentir orgullosos de que quieras fotografiar a sus animales.

 

 

O te puedes centrar en los retratos… Aunque pueda no parecerlo a simple vista, esta disciplina es la más difícil. Si quieres conseguir retratos que merezcan la pena, claro; que reflejen la esencia y la personalidad de la persona retratada. Dentro de esta categoría está la subcategoría de los retratos de niños. Dedicándote a esta disciplina tienes de partida ya ganados unos cuantos puntos de tus futuros seguidores. No obstante tienes que ser cuidadoso con algo muy importante: no se pueden publicar fotografías de niños sin expresa autorización de sus padres y tutores. No es nada recomendable ni admisible ir por ahí haciendo retratos de niños sin haber sido autorizado previamente. Mucho menos, ir publicándolas en las redes sociales

Son muy jugosas las celebraciones y actos públicos. Ya sean deportivos, religiosos, conmemorativos, festivos… Modalidad muy barata y fácil de cubrir cuando los actos se celebran en la calle. Solo has de ir armado con tu cámara, apostarte en uno o varios lugares claves del recorrido y disparar a mansalva. Eso sí, convendría que conocieses de antemano el recorrido y si se van a haber un momento especial a lo largo del recorrido.

 

 

También está muy extendida la fotografía de conciertos. Si hace no muchos años estaba rigurosamente controlado el acceso con cámaras fotográficas a los recintos en los que se celebraban conciertos, en los últimos años, sobre todo en la salas, el público puede acceder con equipo fotográfico sin ningún problema y tomar todas las imágenes que quiera; incluso vídeos. Además, no debes preocuparte por el tamaño de la cámara que tienes. Ya sabes que el tamaño no siempre es lo que importa. Importa más el lugar desde el que tomes las fotografías, así que si vas a hacer fotografías de conciertos tienes que ir dispuesto a disputar los lugares privilegiados con quien se ponga por delante, aunque esté trabajando y lleve allí desde que abrieron las puertas de la sala. Luego las fotografías que consigas pueden gustar o no, pero nadie te puede quitar la satisfacción de haberlas hecho; y de epatar a tus amistades. No te prives de subirlas a las redes sociales… Por supuesto.

Aparte de las actitudes anteriormente expuestas, también te puedes acercar a hacer fotografías de cualquier tipo con humildad, sin armar mucho alboroto, siendo amable con quien te cruces y pidiendo las cosas por favor. Generalmente esta forma de proceder te abre muchas más puertas. Y te facilita las cosas.

Sobre todo: busca un punto de vista distinto al del resto de los fotógrafos. Original. Crea tu voz propia para que tus fotografías acaben siendo reconocidas sin necesidad de que el espectador vea la firma.

También puedes dedicar tus esfuerzos a hacer fotografías que se salgan de las categorías tan claras expuestas anteriormente. Puedes buscar la abstracción… Por ejemplo.

El futuro es tuyo, chaval (o chavala).

 
© 2017 Luis Miguel del Campo ·
Fotografos profesionales - Estudio de fotografia - Madrid - Tel. 649 751 485 - www.fotografo-profesional.net· mapa web