Estás en > Inicio > Blog

Actitudes para una fotografía profesional

Publicado por el 8/02/2020. Categoría: Fotografía profesional Madrid, Fotógrafo Madrid, fotógrafo profesional Madrid, Fotógrafos en Madrid, Fotógrafos profesionales de Madrid

Fotografía profesional

A la vista de los resultados que se pueden observar en las redes sociales u otras publicaciones en Internet pudiera parecer que cada vez son menores las diferencias entre la fotografía profesional y la que hacen los fotógrafos aficionados; llamados así porque la ocupación con la que se ganan la vida no es la fotográfica.
La mayoría de los aficionados hoy en día sabe utilizar una cámara fotográfica de una manera elemental, más allá de las funciones en modo automático; incluso saben procesarlas las capturas utilizando programas de fotografía profesional, bien conocidos por y al alcance de todos. Además, hay algunas personas que van mucho más allá de lo anterior y consiguen unas imágenes de gran calidad.
De hecho, hay fotógrafos que han pasado a la historia de la fotografía como referentes dedicándose profesionalmente a otra actividad. Incluso siendo unos perfectos desconocidos en el mundo fotográfico hasta que su obra fue descubierta y valorada después de su muerte. Uno de los últimos casos que todo interesado en el mundo fotográfico conoce sería el de Vivian Maier.
Me atrevería a asegurar que el trabajar en determinadas disciplinas de la fotografía profesional como medio de vida en muchas ocasiones puede no ayudar a fomentar la creatividad, sino, muy al contrario, puede llegar a ser un corsé que te imposibilite seguir creciendo como fotógrafo.

Me explico. Si los encargos fotográficos que recibes se limitan a hacer fotografía de estudio en la que la creatividad que puedes aportar en cada sesión está totalmente limitada a repetir los mismos parámetros siempre (esquemas de iluminación, poses de los modelos, puntos de vista…) difícilmente vas a crecer con el trabajo que desarrollas. Un ejemplo extremo de este caso sería la persona que dedica todo su tiempo a hacer fotografías de carné o de imagen de compañías en las que las imágenes de los fotografiados tienen que ser como cromos en los que solo varíen los rostros sin aportar nada nuevo de una a otra por imperativo de la marca.

Con dedicaciones laborales de muchas horas en las que se desarrollan actividades como las anteriores es poco probable que, una vez acabada tu jornada laboral, te queden fuerzas o ganas de seguir haciendo fotografías, aunque sean de otro tipo.
Sin embargo, alguien cuya ocupación profesional sea otra bien distinta cogerá una cámara fotográfica con muchas más ganas e ilusión por experimentar.

No obstante, si quieres acabar dedicándote a la fotografía profesional hay cuatro o cinco cosas que deberías hacer. De ello hablaremos otro día.

 
Call Now Button¡Llámanos!
© 2008-2020 Luis Miguel del Campo ·


Fotografos profesionales - Estudio de fotografía - Madrid - Tel. 649 751 485 - www.fotografo-profesional.net · mapa web