Estás en > Inicio > Blog

Un reportaje tiene que contar una historia

Un reportaje tiene que contar una historia

Publicado por el 15/10/2021. Categoría: Fotografía de bodas, Fotógrafo barato de boda en Madrid, Fotógrafo en Madrid, Fotógrafo profesional en Madrid, Fotógrafos en Madrid, Fotógrafos profesionales de Madrid, Reportaje fotográfico de boda en Madrid, Reportajes de boda

Un reportaje siempre cuenta una historia

Un reportaje tiene que contar una historia, la de la boda en este caso. Empezando por cómo transcurre la mañana del día señalado y acabando con el baile si se ha contratado al fotógrafo profesional para capturar la boda completa. Lo mismo da que se haya contratado a un fotógrafo de bodas barato que a uno de tarifa elevada, que la ceremonia se celebre en una iglesia o sea civil (bien en juzgado o en una junta municipal). Cualquiera de estas circunstancias no cambia lo dicho al principio.

Aparte de que un reportaje cuente una historia ha de tener una unidad de estilo reconocible y resulte el más ajustado al gusto de los novios; y adecuado a las circunstancias y lugares en que se ha celebrado el enlace pese a las personalidades de los recién casados. Porque no tendría sentido que la estética y el tono de las fotografías de una boda celebrada en el campo en un día de sol radiante fuera tétrico porque a los novios les guste la estética siniestra.

En estas circunstancias el fotógrafo puede conseguir algún matiz en el procesado profesional para que un reportaje de boda resulte una historia con estética ligeramente similar a los gustos de los novios, pero no puede hacer milagros. El error, en este caso, no habría consistido en la elección del fotógrafo sino del lugar de celebración.

Un reportaje con una historia de estética determinada

Si los novios quieren un reportaje con una estética de historia siniestra lo mejor sería que celebrasen su enlace de boda en un castillo; o en un sótano estrecho y poco iluminado. De por sí, las jornadas de boda ya transcurren a un ritmo vertiginoso como para pedirle a un fotógrafo de bodas que haga milagros con el acabado de las fotos y que además sea barato. Los fotógrafos profesionales son majos y eficientes en su trabajo pero no son magos.

Con que su trabajo tenga coherencia, espontaneidad, originalidad y calidad deberíamos estar más que satisfechos. Porque esto solo lo consigue un buen fotógrafo profesional.

 
¡Llámanos!
© 2008-2021 Luis Miguel del Campo ·

Un reportaje tiene que contar una historia


Fotógrafos profesionales - Estudio de fotografía - Madrid - Tel. 649 751 485 - www.fotografo-profesional.net · mapa web